RECETA DE TORTITAS DE AVENA Y PLÁTANO SALUDABLES

recetas-tortitas-avena-platano-saludables

La receta de tortitas definitiva para ‘principianters’ golosos con ganas de cuidarse un poco.

  • Dificultad: Más fácil que abrir una bolsa de patatas fritas.
  • Duración: 5 Minutos.

Ingredientes

  • Un puñado de copos de avena
  • Un plátano de Canarias
  • Un huevo
  • Canela al gusto
  • Aceite de oliva

Sabemos que te gustan las tortitas, ‘principianter’, y por eso ya te dimos la receta para hacer las tortitas más sabrosas de todo Estados Unidos. Aquí te la dejo. Sin embargo, esa barriguita empieza a asomar, así que es hora de que te cuides un poco sin tener que renunciar a ningún capricho culinario.

¿Te mueres de hambre durante esos entrenamientos que haces nunca todos los días? Estas tortitas son perfectas antes de semejante esfuerzo físico.

CÓMO PREPARAR LA MEZCLA

Esperamos que llegados a este punto sepas pelar un plátano y cascar un huevo, porque una vez hayas hecho las dos cosas, sólo tendrás que echar ambos ingredientes en un bol.

Llegados a este punto, solo queda el paso en el que le darás todo el sabor. Así que añade un puñado de copos de avena y echar canela a tu gusto.

Queda poco, ‘principianter’. Desempolva la batidora y úsala hasta que tengas una salsa homogénea y espesa.

CÓMO COCINAR LAS TORTITAS

¿Tienes ya la masa preparada? Pues es el momento de que eches un chorrito de oliva en una sartén, pon el fuego alto y cuando esté caliente empieza a echar la masa formando pequeños círculos. Aquí te explicamos cómo cocinar tu tortita perfectamente.

Sabemos que te gustan las cosas grandes, ‘principianter’, pero teniendo en cuenta lo espesa que es la masa de esta receta, te recomiendo hacer varias tortitas pequeñas en lugar de unas pocas enormes.

Listo. Ya puedes decir que has cocinado unas buenas tortitas y que, a la vez, estás cuidando tu figura.

Último consejo del día, pela una buena pieza de fruta de temporada al lado de tus tortitas, foto para Instagram, y que la gente vea que este verano la ‘Operación Bikini’ va en serio.

Si te ha gustado la receta, deja un me gusta y únete a nuestro clan de ‘principianters’.

RECETA DE HUMMUS CASERO CON TAHINI

receta-hummus-casero-con-tahini

La mejor receta de hummus casero con tahini recién hecho. Una de las botanas, como dirían los mexicanos, más ricas y saludables del mundo. Veganos, vegetarianos, fit persons y cualquier persona que sienta algo de cariño por sus arterias; hoy es vuestro día.

  • Dificultad: Más fácil que ir al Mercadona a comprarlo
  • Duración: 5 minutos

Ingredientes

  • Garbanzos
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Limón
  • Semillas de sésamo tostado
  • Comino
  • Pimentón
  • Sal

Hoy vas a preparar el mejor hummus del mundo. Tira las patatas fritas a la basura, si es que aún te queda algo de físico para levantarte del sofá, que hoy vamos a cuidar tu cuerpo un poquito. El viernes lo compensas con tres copazos.

Este receta tiene su origen en la cultura árabe, es una mezcla entre Egipto y las zonas más cercanas al Mediterráneo. Y, aunque no soporto que me digan la tontería de “este plato hay que comerlo en verano”, este plato hay que comerlo en verano. Entra bien fresquito.

CÓMO PREPARAR SALSA TAHINI

La salsa tahini es prácticamente imprescindible para esta receta. Es lo que lo diferencia de un puré de garbanzos. Olvídate de encontrarla, es dificilísimo. Si has conseguido encontrarla, date una palmadita ti mismo que a nadie le importa.

Mi querido ‘principianter’, yo te voy a enseñar a hacer esta salsa en menos de un minuto. Solo necesitas una batidora eléctrica.

Echa en un recipiente de plástico un buen puñado de semillas de sésamo tostado. Yo prefiero comprar semillas blancas crudas y tostarlas a fuego lento en una sartén pero se que tu eres muy vago, así que no te voy a pedir tanto.

Añade un poco de aceite de oliva. Ahora solo tienes que triturarlo y añadir más aceite al gusto hasta que quede con la textura que más te guste. Yo prefiero que quede como una salsa espesa, otros prefieren que sea una masa. A tu gusto, ‘principianter’.

Le puedes añadir sal pero, si vas a utilizar el tahini para hacer hummus, mejor sala el hummus y así medirás mejor la sal que echas.

CÓMO HACER EL HUMMUS

Para este momento, ya deberías haber puesto a cargar La Casa de Papel, que ya casi está. No te voy a dar medidas. Quédate con esto: la cantidad de garbanzos que eches es, prácticamente, la cantidad de hummus que te va a salir.

Odio los garbanzos de bote. Si eres muy vago, échalos en el recipiente y ve al siguiente paso. Si aún te idolatras un poquito, pon garbanzos secos y naturales en un bol con agua la noche anterior. Ya está.

No hace falta ni secarlos. Simplemente, escurre los garbanzos y añádelos en un recipiente de plástico.

Añade tahini al gusto. Esto es lo que va a conseguir que el hummus sepa como si estuvieses besando una pirámide, además va a conseguir que este más cremoso porque va a emulsionar la mezcla. Aquí te dejo el Diccionario de ‘Principianters’ para que sepas lo que es una emulsión.

Te recomiendo que eches una cucharada de tahini al principio y vayas añadiendo poco a poco el resto para que no te quede demasiado líquido.

Añade un ajo. Ojo, el ajo crudo repite más que tú en la ESO. Para evitarlo, puedes hacer varias cosas:

  • Quítale el germen. Esa especie de hebra que hay en el medio del ajo.
  • Blanquéalo. Aquí te explico qué significa.
  • Mételo al horno con piel durante 20 minutos a 200º. Esto además le va a dar un sabor de la leche.

Añade una pizca de comino y el zumo de medio limón. Estos dos ingredientes van a añadirle frescor y acidez al hummus. Aquí te explique qué más puedes hacer emulsionando aceite y limón.

Echa una pizca de sal y tritúralo todo bien hasta que quede una crema. Sírvelo y añade un chorro de aceite y un poco de pimentón por encima para decorar. A mi me flipa el picante, así que le añado una pizca de cayena molida pero esto no es muy tradicional.

Ya puedes volver al sofá, ‘principianter’. Esta receta es para mojar pan. Lo que mejor le queda es el pan tradicional árabe pero te lo puedes comer con pan normal, con galletas saladas, con pan naan hindú o, incluso, con nachos; que en realidad se llaman ‘totopos’, lo de los ‘nachos’ es bastante racista. Otro día te explicaré porqué.

Deja un buen me gusta y suscríbete a la revista para unirte a nuestra familia de ‘principianters’.

LA RECETA DE TORTITAS ESPONJOSAS O PANCAKES MÁS FÁCILES DEL MUNDO

tortitas-esponjosas-pancakes

¿Cómo hacer masa para tortitas? Los pancakes americanos están pensados para nosotros los ‘principianters’: comida fácil y rápida, como todo lo yankee en realidad. Vamos al lío.

  • Dificultad: Si no puedes hacer esto, a lo mejor, la cocina no es lo tuyo
  • Duración: 15 minutos

Ingredientes

  • Huevos
  • Leche
  • Harina
  • Azúcar
  • Sal
  • Levadura en polvo
  • Aceite
  • Mantequilla

La mejor receta de tortitas esponjosas. A ver, deja el Tik Tok, que hoy vamos con prisa. Este plato es sencillísimo, perfecto para ponerse gordo viendo Rick y Morty. Así que tira las tortitas esas de arroz con las que pretendes adelgazar que hoy no es tu día.

Coge un bol bien grande. Vamos a empezar por los ingredientes secos. Como siempre, te voy a decir unas medidas con las que podrás hacer comida para los que quieras. Con que hayas terminado primaria sabrás coger una calculadora y hacer cuentas.

INGREDIENTES SECOS PARA HACER TORTITAS

Echa una taza de harina tamizada. Para tamizar la harina, simplemente, coge un colador de metal y espolvoréala en el bol. Eres libre de saltarte este paso pero te pueden salir grumos. Sabes que yo te doy las claves para hacer la receta perfecta, luego depende de ti gastar 2 minutos más de tu apasionante vida o no.

Añade un sobre de levadura en polvo. Esto es una mentira como las últimas temporadas de Los Simpsons de grande. Esto en realidad no es levadura, es una especie de gasificante químico. La levadura es un hongo que produce una fermentación en los hidratos de carbono. Básicamente, lo que vamos a utilizar es lo que los americanos llaman polvo de hornear. Consejo: queda mejor si lo juntas en la taza con la harina y tamizas las dos cosas juntas, ‘principianter’. ¿Podrás hacerlo?

Echa un cuarto de taza de azúcar. Si por cualquier caso te volvieses loco y utilizases levadura de verdad, no eches este ingrediente hasta el último momento. Otro día te contaré porqué, que hoy se que vienes por las tortitas.

Pon una pizca de sal. Lo mismo que con el azúcar, si utilizas levadura de verdad añade la sal al final del proceso o no te servirá de nada echar levadura.

Si quisieses añadirle otros ingredientes como canela en polvo, azúcar avainillado, cacao o cualquier otra cosa, este es el momento. Tu sabrás que haces con tu vida, ‘pricnipianter’. Fliparías como queda el ras al hanut o la ralladura de naranja o de limón.

INGREDIENTES LÍQUIDOS PARA HACER TORTITAS

Haz un hueco en el medio de todos los otros ingredientes, como una especie de volcán. Echa una taza y media de leche en el medio. La leche tiene que estar del tiempo para que la levadura en polvo haga mejor su efecto.

Bate un huevo y añádelo al medio. Lo mismo que con la leche, atempera el huevo 10 minutos antes de la receta. Apúntate lo de atemperar en tu diccionario que vas a quedar superbién con tus colegas haciéndote el guay. No me culpes si luego te odian. Aquí te dejo el diccionario completo.

Echa un cuarto de aceite. Te aconsejo el de girasol para no darle más sabor de la cuenta pero ya sabes que, si no lo tienes, no te voy a hacer que te levantes del sofá para comprarlo. Usa aceite de girasol, es más neutro. Puedes derretir mantequilla y echársela, también queda de lujo. La cosa es añadir una grasa para hacer una emulsión. Aquí te explique lo que era una emulsión.

Mezcla todo bien con una varilla. A lo mejor, en tu vida has entrado en una cocina y no sabes lo que es una varilla. Pues es sa especie de batidor que guarda tu familia en el cajón para hacer bizcochos. Ni se te ocurra meterle el batidor eléctrico que te lo cargas. Como te conozco, ‘principianter’, ya lo tenías en la mano.

PREPARAR LAS TORTITAS

Hasta aquí, habrás gastado 5 minutos de tu lujuriosa existencia. Es el momento de poner una sartén a fuego a medio. Cuanto más grande sea la sartén más fácil será darle la vuelta a las tortitas.

Engrasa la sartén con aceite o mantequilla. No le eches la botella entera pero no te cortes, se pegan fácilmente. Cuando la grasa empiece a humear echa un cazo de la masa que has preparado. 

No toques la tortita hasta que no veas como le salen burbujas por la parte de arriba. Una vez que esto ocurra les puedes dar la vuelta. Ponle que serán unos dos minutos por lado. Saca la tortita y repite este proceso con toda la masa. Aquí tienes tus tortitas de ‘principianter’. Ya puedes gozar como un perro y suscribirte aquí abajo. No te olvides de darle un buen ‘me gusta’. Un abrazo.